Pensamiento 283



«Cavó un surco un poco angosto,
Creyó que era el mejor.
Cavó otro surco, un poco más ancho.
Creyó que el anterior era mejor.
No importó.
Solo necesitaba unir y zaz…
La magia comenzaría»

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno