Pensamiento 257




«La efigie se destiño,
Sus colores se perdían…

Ya nada podía hacer.»



Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno