Pensamiento 243



«Noble era de rostro.
Y mentiras era su interior.
¡Qué bien lo escondía!»




Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno