Pensamiento 226



«Sucumbió ante las miradas de los demás.
Ellos eran más fuertes.
Ellos sabían todo sobre su persona.
Era su esclavo».


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno

Comentario: El monstruo sin nombre.

Comentario: Adarshan no hanayome