Pensamiento 273




«Tocó cinco veces.
Tres estelas brillaron.
Tocó nuevamente,
Tres velas se encendieron.
Rezó palabras santas.
Y las velas se apagaron
junto al brillo de las estelas»


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno