Pensamiento 272




«La primera bombilla se encendió.
Amarillo.
La segunda bombilla pestañeó.
Blanco y naranja.
La tercera bombilla encendió, pero se apagó.
Amarillo y negro.
Fue igual que mis desgracias»

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno