Pensamiento 249



«El vediter fluyó como sangre…
Y el cerúlio como aire.»





Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno