Pensamiento 233



«Malva en blanco,
La pintura quedó regada en su rostro.
Las palabras y el llanto
No lograban detener las caricias de odio.»













Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno