Pensamiento 223



«Sonrío con alevosía,
Ya nada podía detener a su yo encerrado».



Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno