Pensamiento 204



«Fue sórdido con sus palabras.
Pero demasiado tarde se dio cuenta del hecho.
No había vuelta atrás.
El daño ya estaba hecho.
El sufrimiento se colaba más y más hondo.»



Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno