domingo, 13 de noviembre de 2016

Pensamiento 204



«Fue sórdido con sus palabras.
Pero demasiado tarde se dio cuenta del hecho.
No había vuelta atrás.
El daño ya estaba hecho.
El sufrimiento se colaba más y más hondo.»



No hay comentarios:

Publicar un comentario