domingo, 4 de septiembre de 2016

Pensamiento 194



«―¡Ácrata!― le gritó.
El aludido le miró.
Siguió su destrucción.»





No hay comentarios:

Publicar un comentario