Pensamiento 194



«―¡Ácrata!― le gritó.
El aludido le miró.
Siguió su destrucción.»





Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno