lunes, 7 de marzo de 2016

De regreso.



Una vez más, regreso. Sé que es difícil ser activa en este espacio y ha sido desde que creé el blog. Han pasado muchas cosas, tantas que escribiría un montón y a la vez me enredaría sola. Pero la vida continua, el blog debe continuar. Y eso es lo que quiero ―en el momento―.





Han pasado varios meses de inactividad, desde noviembre del año pasado. Y pensé y me olvidé. Pero de vez en cuando volvía a recordar este espacio. Me di cuenta que no lo puedo olvidar, no lo puedo dejar atrás. Después de todo, he dado «tiempo» a cada entrada, estructura y otras cosas en el blog. Y, por, sobre todo, es un espacio donde puedo escribir/dibujar/otra cosa en lo que se me antoje.

Así que, volveré. Eso sí, poco a poco. Debo ordenar algunas cosas, pero seré más activa. En un comienzo será casi parecido al año pasado. Pero iré subiendo más y más entradas por mes. Me debo hacer tiempo, para escribirlas o por lo menos dejar una que otra programada. Puedo decir que, a partir de este año, añadiré una nueva sección, donde hablaré de cosas que me parecen curiosas y que me han hecho pensar demasiado, y son de debate (es interesante este punto). También quiero añadir una sección de ensayo, pero no sé en qué medida lo haré, puesto que, no quiero que sea muy largo (menos de 2000 palabras, para no aburrir) ni tampoco muy común. Y otras secciones que se me ocurran.

A partir de mañana, comienza nuevamente «Pensamiento de la semana».
           
De antemano:
Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario