Pensamiento 153



«¿Por qué lloras? —Preguntó.
¿Por qué debo tener un motivo? ¿Eh? —Contestó con rabia.

Solo preguntaba —se marchó.»


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno