lunes, 3 de febrero de 2014

Pensamiento 116


«Tocada por el viento,
la despeinó.
La aferró a su cuerpo y lloró.
La desojó, sufriendo y riendo…»


No hay comentarios:

Publicar un comentario