lunes, 6 de enero de 2014

Pensamiento 112



«El ave se dio cuenta,
su mundo era pequeño…
Pero, tenía agua limpia todos los días,
comida y un columpio también.
El sol lo bañaba casi todo el día y podía dormir abrigado…
Su mundo era pequeño.

Un día, cuando vio la oportunidad;
la puerta abierta.
Saltó, voló y se despidió de su antiguo yo.
'Adiós', recitó surcando más allá de la ventana.

¿Qué fue de aquel pequeño pájaro?
¿Vivió? ¿Murió?

¿Dónde se encuentra?»

No hay comentarios:

Publicar un comentario