Pensamiento 59



«—Oh… ahí estás —dijo al ver desde lejos.
Al llegar solo vio un arbusto
y se dio cuenta de su error.
Ahora era demasiado tarde.»



¡Felices fiestas! Nada más que decir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno