lunes, 31 de diciembre de 2012

Última entrada del año.



Imagen hecha por mí en el 2010

Hoy es 31 de diciembre del 2012, y está, será la última entrada del año. Es bastante emocionante hacer tantas entradas en el blog (153 entradas), ¡uf! ¿Quién lo iba a creer? Yo no. Nunca en mi vida creí que iba escribir tantas entradas en un blog. La primera vez me aburrí a los días, y las siguientes veces, a los pocos meses de empezar, pero ya llevo un poco más de un año escribiendo entradas en el blog, eso ha sido muy bueno, ¡estoy feliz!
Como última entrada, tenía un montón de cosas que iba escribir, pero la verdad no será como lo planeado, simplemente escribiré una que otra cosa.
Éste año fue un buen año, ya que leí un montón, desde mangas, novelas, artículos de mi profesión, artículos interesantes (ciencia, medicina, humanidades, etc.), fanfic, relatos, cuentos, entre otros; pero lo que más me gusto fueron la gran cantidad de novelas que leí. La novela que más me gusto fue «El hombre que no se quita la ropa, por Narise Konohara», amé los dos tomos que componen la novela —sí tienen la oportunidad de leerla, háganlo, no se arrepentirán. También leí muchas series que me consumieron días. Puedo decir que leí más en digital que en papel, puesto que, muchas de las novelas que quería leer no están licenciadas en español, y porque no tengo espacio donde dejar libros en papel en mí pieza, y no quiero apilarlos en el piso (se pueden ensuciar, arrugar, ¿les puede caer agua? No sé que más le pueden suceder).
También éste año escribí mucho más que el anterior, fui productiva en ese aspecto, y gracias a ello he mejorado mucho, por algo se dice: ¿qué la practica hace a maestro? Y puedo decir que mis horizontes se ampliaron, me di cuenta que puedo escribir todo tipo de historias, y eso, es genial. Espero poder escribir más en el 2013, porque de verdad amo escribir…
Por otro lado, fue un año productivo en cuanto a series, vi muchas, tanto humanos como anime. Seee, vi varias series que fueron buenas, muy buenas y pasables. Puedo decir que la que actualmente me atrapo es: Psycho-pass, que la emiten en Japón los jueves, y en humano fue el kdrama: El príncipe de la azotea; ambas series de diferentes géneros, pero muy buenas. El otro año, espero ver  más series con buena historia, personajes cautivantes y dibujo atractivo.
En cuanto a los otros aspectos de la vida, puedo decir que, profesionalmente, fue un buen año. Me titulé de mi carrera alcanzando logros académicos que no esperaba, como la mejor titulada de la generación 2012 y distinción máxima en mi carrera; lo primero no me lo esperaba, lo segundo lo sospechaba, ya que con un compañero luchábamos codo a codo por el primer lugar en la carrera, pero como me fue súper bien en la práctica y en la defensa de título, ¿gané? Puede ser eso. Además a lo largo de los años que estudié, siempre tuve buenas notas, y eso que estudiaba poco, quizás sea un genio en potencia (¿?), mentirá, solo que hay cosas que se me hacen fáciles, y mi carrera lo más difícil eran los números (a ellos les daba más estudio, porque eran ramos cortadores de cabeza y de mente). También puedo decir que se me regalo una agenda muy bonita de cuero  (aún no la uso, porque se me hace difícil guiarme con una agenda —de verdad—) y una caja de madera (caja porta lápices) con un portaminas y lápiz pasta de madera, y en ellos, está tallado el logo de la institución (son re-lindos), por la carrera; y por mejor titulada, me regalaron un reloj extraño (de madera con el logo de la institución en la que estudie). Fueron buenos presentes. Ahora que recuerdo cuando nos entregaron la agenda y la caja de lápices, los chicos que estaban a mi lado estaban preguntándose qué podría ser, ya que se nos entrego un sobre muy gordo, pesado y sellado, hasta yo me puse a pensar que era, nunca nadie creyó lo que era al final…
Laboralmente, no fue lo mismo, estuve trabajando y después de un tiempo me quede sin trabajo (por contrato, el trabajo era en un determinado tiempo), luego estuve sin trabajar por muchos meses, para más tarde empezar a trabajar donde estoy actualmente. Incluso pensé en trabajar en otra cosa que no fuera mi carrera, pero es un poco complicado cuando uno lo escribe en el curriculum, ¿o no? Es más difícil, porque ya tienes un cartón. Pero estoy contenta donde estoy, por el momento, ya que llevo poco tiempo.
Y por último, el entorno familiar, no ha pasado nada, mi familia sigue siendo la misma, aunque mi hermano mayor se comprometió ¿y quién sabe cuándo se va a casar? Y me faltaba mi entorno de amistades. Éste año me hice amiga de personas en el extranjero y espero que nuestra amistad crezca. En cuanto a mis amigas del colegio, nos hemos juntado pocas veces en el año, una ya se título y la otra es ama de casa a tiempo completo hasta que su hija crezca para poder encontrar un trabajo o estudiar.  Sí se dieron cuenta no soy una persona muy sociable y es mejor así. Soy una persona vaga para hacer amistades y también son muy asocial, soy una persona hogareña y no me gusta mucho salir, solo para lo justo y necesario.
Eso ha sido mi vida en éste año. Espero que el que viene sea mejor (bueno siempre se desea aquello) y para todas las personas que me siguen y leen.
Y así termina mi última entrada del año. La próxima entrada será una sorpresa, porque ni yo sé lo que pondré, puede que sea un relato o un comentario, ¿quién sabe qué? Solo espérenla.

Adiós y ¡feliz año nuevo!




No hay comentarios:

Publicar un comentario