viernes, 22 de junio de 2012

Cuento: Soñador





Soñador


Corrió por todo el metro. Se metió de tren en tren y salto las vallas. No escuchó los pitillos de los guardias ni el alta voz que pedía que se detuviera. Nadie pudo contra él. Y cuando ya no pudo más, se sentó en la escalera y se dejó capturar.
—¡¿A quién robaste?! —gritó uno de los guardias.
—A nadie.
—Entonces, ¿por qué corriste?
—Quería saber lo que se sentía estar en una película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario