Comentario: Once minutos por Paulo Coelho

Hola, linda gente. Hoy les traigo el comentario de un libro que leí el año pasado y qué en cierta medida me gusto y no.



Nombre: Once minutos.
Autor: Paulo Coehlo.
Tipo: novela.
Editorial: Planeta.
Sinopsis: María es de un pueblo del norte de Brasil. Todavía adolescente, viaja a Río de Janeiro, donde conoce a un empresario que le ofrece un buen trabajo en Ginebra. Allí, María sueña con encontrar fama y fortuna pero acabará ejerciendo la prostitución. El aprendizaje que extraerá de sus duras experiencias modificará para siempre su actitud ante sí misma y ante la vida. Once minutos es una novela que habla del amor, esa palabra tan gastada, cuya esencia es maltratada cotidianamente por las acciones humanas.
Es un libro que explora la naturaleza del sexo y del amor, la intensa y difícil relación entre cuerpo y alma, y cómo alcanzar la perfecta unión entre ambos. Once minutos ofrece al lector una experiencia inigualable de lectura y reflexión.

(Sinopsis sacada de la parte de atrás del libro, por Planeta).
A todo esto, buscando la portada por internet y no escanear mi libro, me encontré con está misma portada pero por La nación y me preguntaba que sí me hicieron lesa, porque no encontré está portada por Planeta, era otra... Así que como no estaba escaneé mi libro; y otra cosa, ¿por qué se pone el código ISBN, sí es una reseña? Ya sé, para poder encontrarlo, jajá...

Reseña y comentario:

He leído varios libros de Paulo Coehlo y siempre me ha dado la sensación que sus historias carecen de realidad y en éste libro así lo rectifica, ya que escribe sobre la prostitución y el ser mujer cosa que es un lindo cuento de hadas y la verdad pienso que no es tan linda como muchos deben creer; bueno hay gente que le gusta prostituirse porque se gana bastante dinero, pero otros que sí lo hacen no ganan mucho o sus trabajos no son bien remunerados.

Antes de comenzar con la reseña hablaré primero de la prostitución. Cómo todos sabemos, cuando alguien se prostituye, en otras palabras, vende su cuerpo para dar placer a su comprador y así ofrecer un servicio; sea de buena o mala calidad, eso dependerá de su comprador.

En el mundo mucha gente la ejerce, y tod@s tienen un por qué y no me meteré en ello. Para mí, la prostitución es la entrega de un servicio y por lo mismo se debe de regularizar y no me refiero a que se tome como todos los trabajos, sino que no exista la trata de blanca o el maltrato dentro, porque sí los hay.

Quizás mi pensamiento es demasiado abierto y yo no encuentro malo que exista la prostitución, siempre y cuando sea a conciencia y no por obligación o por amenaza.

El tema de prostitución en novelas viene de hace muchos años atrás y en el futuro siempre habrá algún autor que quiera dar a conocer su punto de vista y cómo ve esté tipo de trabajo, que según fuentes, es el trabajo más viejo del mundo. 

Ahora sin más a lo que nos compete.

Once minutos es la historia de María, una joven brasileña que a temprana edad conoce la esencia del sexo, ya que comienza a masturbarse y se da cuenta de la sensación de placer que le da al tocarse en sus puntos sensibles, luego prueba el sexo con otra persona y le gusta.

Harta de su pequeño pueblo se va a Río de Janeiro, donde conocerá a un empresario que le ofrece un trabajo en Ginebra, que ella acepta. Ilusionada que se volverá famosa y rica se larga aquel lejos de su natal Brasil. Cuando llega allí, se da cuenta que su trabajo es la prostitución.

Con su nuevo trabajo junta dinero para poder volver a casa, pero se da cuenta que no quiere que su familia, amigos y conocidos sepan que se prostituye y que no ha cumplido su sueño de ser rica y famosa.

En su trabajo conocerá a un hombre que poco a poco se enamora de ella y al mimo tiempo María también siente algo por él. Aún así seguirá trabajando y conociendo a diferentes hombres que le enseñaran parte de su vida y nuevas sensaciones.

En sí Once minutos es una novela corta, de fácil lectura y te mantendrá leyéndola hasta el fin.

Sí se preguntan sí me gusto o no, la verdad, no. Pues, es que la novela es demasiado «linda» y eso no me gusto mucho, ya que creó que falto  más para desarrollar la historia. Lo interesante del autor, que todas las novelas que he leído de él, su personaje principal es mujer; pero lamentablemente no me veo reflejada en ninguna, no sé cuál es el concepto de mujer que tiene Paulo Coehlo, pero sus mujeres son demasiado para mi, hasta me hartan por su forma de ser, pensar y actuar.

Sí quieres pasar un buen momento, léela, podrás sacar tus propias conclusiones y a la vez adentrarte en el mundo del aprendizaje.

¡Ah!, lo que se me olvidaba, las historias del autor son muy planas, quizás es por eso que no me gusto; lees el principio y ya sabes el final... ¿uno puede vivir con ello?

Sin más me despido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno