Mini-novela: Olvidé haberte pérdido;capítulo VII

Capítulo 7. Un  capítulo bastante corto, pero así fue dividido en su tiempo.










Capítulo VII


La luz tocaba torpemente el cristal de la ventana, produciendo que se infiltrara por la cortina, para caer justo a la cara de un niño. Abrió con molestia sus ojos cafés; hoy cambiaría su cama de lugar, le gustará o no a su madre, estaba harto de aquella luz en su habitación.
Se levantó, salió de su cuarto y puso la tetera.
Fue a despertar a sus padres que dormían en el segundo piso, al llegar a la puerta, dio la vuelta hacía su recámara.





Atrás      Regresar    Siguiente


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comentario: Nada menos que todo un hombre por Miguel de Unamuno