lunes, 16 de abril de 2012

Mini-novela: Olvidé haberte pérdido; capítulo IV

Hola, nuevamente. Dejo el capítulo 4 de la historia.
-A todo esto estoy provando el programar la entrada (creó que es sólo para la interfaz nueva de blogger)-.




El dibujo para el cuarto capítulo, no está muy bonito, ya que aún me cuesta hacer manos y bueno me coloqué a hacer otra cosa y bueno eso fue lo que quedo.
¡Ahora a leer!


Capítulo IV



Ya todo acabaría, nada importaba, debería escuchar a la voz, esa voz que rondaba en su cabeza. La había escuchado antes, cuando tenía trece años y estuvo al borde de la muerte.
Estaba expuesto constantemente a la depresión que a cada momento crecía como un cáncer que no se puede controlar, como la misma muerte que llega tarde o temprano. Debía de oír la voz, debía hacerle caso, no debía hacerle esperar… Esto se acabaría hoy. Se arrancaría las alas de la peor manera, era su única salida, nadie había logrado que dejara de sufrir, que dejara la depresión atrás, ese sentimiento de culpa; de no haber encontrado lo que buscaba y que al final de todo nunca supó que era.
Con sus manos temblorosas y sudadas, lo agarró, lo miró unos segundos, lo sintió helado… lágrimas brotaron…
 —Esto se acabó —dijo al viento.



Atrás      Regresar    Siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario