lunes, 16 de enero de 2012

Relato: Lo que dice el viento



Nombre: Lo que dice el viento.
Estado: Terminado.
Categoría: Drama, vida.
Resumen:
Cada instante cuando mi mente se detiene, rememoro recuerdos nublados, que han sido extinguidos con el fuego. Se están yendo poco a poco entre lo innegable y cruel tiempo.
Puedes leerla: Amor yaoi, Fictopia  
Descarga: en espera.

Extracto:
"Cada Instante que me dejo llevar entre lo real y lo ficticio, recuerdo los momentos juntos; tú voz me alcanza y me susurra palabras graciosas que me hacen temblar… Y vuelco mi rostro topándolo junto al tuyo, nuestras miradas chocan, nuestras bocas dibujan lo que desean y ya no existe nada…No hemos fundido."

 Palabras de la autora:
Buscando algo en una caja, encontre está viñeta y me dije: "¿qué no la habías pasado a word?" Y fue así que me metí en el pc y lo revice. "Lo que dice el viento", también está en Amor yaoi, con una fecha del 2009... Ah pasado mucho tiempo... Aún ahora cuando leí la historia me llego, en cierto sentido es muy triste, ya que trata de alguien que fue abandonado y todavía no puede dejar atrás el pasado, éste viene una y otra vez a torturarlo. La historia me gusto y espero que puedan disfrutarla también ustedes.
Lo que dice el viento, tiene este tipo de título porque el viento es quién nos trae las buenas y malas noticias, además es quién está a nuestro lado por siempre, nunca nos deja, siempre esta ahí... aunque sea liviano y a penas corra por nuestro alrededor, está ahí.





Lo que dice el viento
Por  Suou


         Cada instante cuando mi mente se detiene, rememoro recuerdos nublados, que han sido extinguidos con el fuego. Se están yendo poco a poco entre lo innegable y cruel tiempo.

         Cada instante en el cuál recuerdo, tú estás allí. Observando, sonriendo y calmadamente me levantas la mano para saludarme. Tu figura se pierde y se transforma incontables veces delante de mí, y yo no puedo hacer nada para que se detenga.

         Cada instante que pasa, tu boca deja de tocar la mía; tus manos torpes y espontáneas dejan de marcar mi cuerpo; tus manos ya no dibujan mi figura. Tú cuerpo no se apega al mío, ya no encajan… Tu figura desaparece.

         Cada Instante que me dejo llevar entre lo real y lo ficticio, recuerdo los momentos juntos; tu voz me alcanza y me susurra palabras graciosas que me hacen temblar… Y vuelco mi rostro topándolo junto al tuyo, nuestras miradas chocan, nuestras bocas dibujan lo que desean y ya no existe nada…No hemos fundido.

         Cada instante que transcurre mi tiempo, intento permanecer sobrio. La locura me intenta arrebatar lo único que me hace cuerdo. Mi droga se ha perdido, me adicción ha disminuido… Me estoy perdiendo…

Cada instante que tu voz golpea mi rostro, te extraño, te grito, te perdono. ¡Y no lo soporto!

Cada instante que caigo entre mis rodillas y mis manos inconcientemente limpian el líquido salado que resbala sin misericordia, tú no estás ahí para abrazarme y susurrarme —Todo estará bien. —

Cada instante que transcurre entre días, meses, años, ya no siento tú ausencia de caminar juntos, descalzos en la arena húmeda y el calmado enojo del mar…Tú ausencia ya  ha pasado, el tiempo comienza a devorarte.

Cada instante que el tiempo me remece con fuerza, gritándome — ¡No volverá!— Yo inútilmente me tapó los oídos, gritando que no es verdad. Que miente.

         Cada instante que ruego por tu voz, por tu existencia; en vano recuerdo tu rostro que se pierde. — ¿Lo estaré olvidando?— me pregunto luego de unos momentos  en como eras. Pero para mí, tú ya eres una ilusión… ¿ilusión? Sí, mi ilusión cuando estoy en la realidad.

         Cada instante que recorro nuestro hogar, bailando, moviendo mi cuerpo, riendo, disfrutando; recuerdo esos momentos en los cuales tú te reías de mí y me seguías la corriente, tomándome entre tus brazos tímidos y sonriendo como idiota. Tú me sostenías.

         Cada instante que pase en vela, esperando tú regreso. Añorando apagar las luces de las velas, de la velada que te tenía preparado, pero no llegaste. Me dejaste esperando. El tiempo transcurrió torpe, pero veloz… No regresaste.

         Cada instante que me mantuve despierto, esperando a tú regreso, tus sábanas estaban frías ya no había quién las calentara. Me asome por la ventana y el cielo oscuro me miró con pena, los árboles se movieron poco a poco ronroneando, hablando entre ellos y un viento tibio toco mi piel, diciendo con suavidad en mi oído —Te amo. — Y sin saber el por qué, lloré cayendo de rodillas al piso. Creó qué…

         Cada instante que me mantuve en el piso, sin que nadie me calmara, llorando sin razón alguna, fue una tortura de tú parte. Tú me habías abandonado.

         Cada instante en el cuál corrí, entre aturdido, desesperado, acongojado, furioso, ido, mal. Tu rostro no mostró expresión al verme. Tus manos no me abrigaron, el calor se había sido existinto.

         Cada instante que golpeé, grité, te rete, en vano fue. Tú no respondiste, me dejaste actuara como un tonto. Me hiciste pasar vergüenza…Tu rostro calmado no me miró, tus ojos no buscaron los míos.

         Cada instante en los cuales golpeé  el césped café, recorriendo el sobrio paisaje para visitarte. Tú nunca me hiciste caso. Tus brazos no me volvieron a sostener, me dejaron caer, rompiéndome una y otra vez. El viento me susurro millones de veces palabras que nunca supe su significado, ya que no tenía sentido seguir… Tú me hacías falta.

         Cada instante que roge la muerte, está nunca llegó. ¿No era mí turno?  Eso es lo más probable. Me hacías falta; tus besos, tus manos, tus brazos, completamente tú, me hacías falta. Sí te hubieses despedido, quizás abría vuelto a ser él de antes, no me hubiese sumido en la locura, no hubiese buscado el calor en otros cuerpos…Hubiésemos sido los dos por siempre…

         Cada instante cuando mi mente se detiene, te recuerdo vagamente. Te intentó retener entre mis manos frías y muertas…Y repito una y mil veces —Te extraño—.


Fin.


Licencia Creative Commons
Lo que dice el viento por Ann Suou se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://cuando-el-sol-brilla.blogspot.com/p/sobre-licencias.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario