miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cuento






El atardecer de Abend

por Suou





Corría a más no poder. Mis piernas temblaban de vez en cuando y mi aliento se desvanecía entre mis jadeos. Llegué hasta una larga y sinuosa ladera. Allí en el centro vi a un hombre, me quedé estática al verlo y simplemente las palabras escaparon de mi boca:

—   Es un mounstro —.


El hombre se dio la vuelta y me miró cómo si fuera un ser ignorante y frágil. 

Se acercó. 

Yo temía por mi vida y simplemente me dejé caer al piso. Temblé.


¿Desde cuándo te has mirado detenidamente? me preguntó.

Nunca lo he hecho— le respondí con voz quebrada y torpe.



Entonces, no eres nadie para juzgar a los demás resopló triste y malhumorado.


Lo observé darse la vuelta y caminar, mientras el sol poco a poco se ocultaba.




(El extraño Señor  Abend, 2011)




Licencia Creative Commons
El atardecer de Abend por Ann Suou se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en cuando-el-sol-brilla.blogspot.com.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://cuando-el-sol-brilla.blogspot.com/p/sobre-licencias.html.

No hay comentarios:

Publicar un comentario